Consejos prácticos para prevenir la caída del pelo al lavarlo

se cae mucho pelo al lavarlo

¿Te has encontrado alguna vez con un puñado de cabello en tus manos después de un lavado y te has preguntado si deberías preocuparte? No estás solo. La caída del pelo durante el lavado es un problema común que muchos de nosotros enfrentamos.

Aunque puede ser alarmante, es importante saber que cierto grado de pérdida de cabello es normal y parte de su ciclo natural de renovación. Sin embargo, entender las diferencias entre la caída del cabello habitual y un problema subyacente es clave para abordar esta situación eficazmente.

En este artículo, vamos a analizar las causas más habituales de la caída del pelo durante el lavado, las técnicas adecuadas para limpiarlo y cuidarlo, y cuándo podría ser el momento de buscar asesoramiento profesional. Así que, si te preocupa la cantidad de cabello que encuentras en la ducha, ¡sigue leyendo!

¡ANTES DE QUE SIGAS! Pinchando en este recuadro podrás descargar gratis el PDF de +10 consejos para cuidar tu cabello (problemas de picores, caspa, como saber que tipo de cabello tienes, como cuidarlo en la playa, etc). PINCHA AQUI

¿Qué es normal y qué no en la caída del cabello?

Saber diferenciar entre el ciclo normal de caída del pelo y algo que podría señalar un problema más serio es esencial para abordar adecuadamente este tema. Por eso, vamos a identificar qué es lo normal, y lo que no.

Perder entre 50 y 100 pelos al día es considerado normal. Es parte del ciclo natural de crecimiento y caída del cabello. Las hebras que se caen son generalmente reemplazadas por nuevos cabellos, manteniendo un equilibrio saludable. Algunos factores, como los cambios estacionales, la dieta o el estrés, también pueden influir ligeramente en la cantidad de pelo que se cae.

Pero si notas un aumento repentino y significativo en la cantidad de cabello que pierdes, podría ser motivo de preocupación. Una disminución de la densidad en ciertas áreas, como en la coronilla o las sienes, puede indicar un problema subyacente. Además, si tu cabello se vuelve más fino, frágil o cambia de textura, podría ser un signo de un problema de salud o de cuidado capilar.

evitar caida pelo ducha
Art Wager de Getty Images Signature/andriano_cz de Getty Images

¿Por qué se cae más el pelo al lavarlo?

Muchas personas perciben que su pelo se cae más durante el lavado, pero ¿hay alguna razón específica detrás de este fenómeno, o simplemente es una percepción personal?

Lo cierto es que sí, hay algunas razones que pueden favorecer la caída del pelo al limpiarlo:

  • Acumulación natural: Entre lavados, el cabello que ha terminado su ciclo de vida se queda atrapado entre las hebras que todavía están creciendo. Durante el lavado, cuando masajeamos el cuero cabelludo y cepillamos nuestro cabello, liberamos estos pelos atrapados, lo que puede dar la impresión de una caída excesiva.
  • Aumento de peso: El pelo mojado es más pesado y frágil. Al hidratarlo durante el lavado, los cabellos que ya están sueltos o en la fase final de su ciclo de vida son más propensos a desprenderse que si estuviesen secos.
  • Interacción con productos capilares: Algunos productos capilares, especialmente aquellos con ciertos químicos agresivos, pueden debilitar la raíz o la hebra del cabello, haciendo que se caiga más fácilmente durante el lavado.
  • Técnica de lavado: La manera en que lavamos nuestro cabello también puede contribuir a su desprendimiento. Frotar demasiado fuerte o usar agua demasiado caliente puede favorecer la pérdida capilar.
  • Mayor visibilidad en la ducha: Simplemente, es más fácil notar un pelo caído durante el lavado. En la ducha, los cabellos son más visibles contra el blanco de la bañera o el suelo, lo que puede hacer que parezca que se cae más cantidad de lo habitual.
  • Fuerza al cepillar: Cepillarte el pelo con demasiada fuerza, especialmente cuando está mojado y es más vulnerable, puede provocar su ruptura y caída.

Conocer estas razones puede proporcionarte cierta tranquilidad, ya que la caída del cabello durante el lavado no siempre es motivo de alarma.

Técnicas de lavado y cuidado para reducir la caída

Si buscas reducir al máximo la pérdida de cabello en la ducha, debes empezar a poner en práctica estas técnicas que te ayudarán a proteger tus hebras y mantenerlas más fuertes y saludables.

1. Selección de productos capilares suaves

Al elegir un champú, opta por aquellos que sean suaves y naturales, libres de químicos agresivos como sulfatos y parabenos. A diferencia de las fórmulas más agresivas, los champús suaves limpian sin despojar al cuero cabelludo de sus aceites naturales, lo que es esencial para que el pelo se mantenga saluda y bonito, y reducir la caída.

Una gran opción es la gama de champús sin sulfatos de Dalire y, en concreto, su champú con extracto de cebolla, que está diseñado para revitalizar, evitar la caída y equilibrar la salud de tu pelo. Estos productos están formulados con agentes limpiadores menos agresivos que los sulfatos tradicionales. Estos ingredientes, como los derivados de coco o los aminoácidos, ofrecen una limpieza efectiva pero delicada que minimiza la caída y reduce el riesgo de irritación y sequedad (dos factores que dañan el folículo).

¡ANTES DE QUE SIGAS! Pinchando en este recuadro podrás descargar gratis el PDF de +10 consejos para cuidar tu cabello (problemas de picores, caspa, como saber que tipo de cabello tienes, como cuidarlo en la playa, etc). PINCHA AQUI

Debido a su naturaleza menos abrasiva, estos champús son perfectos para quienes necesitan lavar su pelo con frecuencia, y como están enriquecidos con ingredientes nutritivos como vitaminas, minerales, proteínas y extractos naturales, fortalecen el cabello desde la raíz hasta las puntas. Elegir el champú adecuado puede marcar una gran diferencia en la salud general y apariencia de tu cabello, así que no lo subestimes.

Además del champú, considera usar tratamientos capilares como acondicionadores o mascarillas una vez a la semana para proporcionar una nutrición adicional y fortalecer el cabello desde la raíz hasta las puntas, sin apelmazarlo. Productos con ingredientes como biotina, proteínas de queratina o aceites naturales pueden ser beneficiosos.

2. Técnicas de lavado adecuadas

Si sigues estos tres consejos, verás como se acumula menos pelo en el desagüe:

  • Agua tibia: Utiliza agua tibia en lugar de caliente para lavar tu pelo. ¿Por qué? Porque el agua caliente puede estimular las glándulas sebáceas y debilitar el folículo, aumentando la caída.
  • Masaje suave: Masajea el cuero cabelludo suavemente con las yemas de los dedos en lugar de frotar vigorosamente. Esto ayudará a estimular el flujo sanguíneo en el cuero cabelludo sin ser demasiado agresivo con los folículos pilosos.
  • Aplicación cuidadosa: Distribuye el champú uniformemente por todo el cuero cabelludo y evita aplicar demasiada presión.

3. Cepillado correcto

Utiliza un cepillo de púas suaves, como el Cepillo Desenredante Dalire, o un peine de dientes anchos, especialmente cuando tu cabello está mojado y en su estado más vulnerable. Esta herramienta distribuye la presión de manera más uniforme, lo que reduce la tensión en cada hebra de cabello, minimizando el riesgo de tirones fuertes que pueden romperlo o partirlo.

Y además de ser amables con el cabello, estos cepillos son suaves en el cuero cabelludo, evitando la irritación que podría provocar un cepillado más agresivo, lo cual es importante para mantener un cuero cabelludo sano y, por ende, un cabello fuerte.

Pero además de elegir el instrumento adecuado para desenredar, es importante hacerlo de la forma adecuada. Comienza a desenredar por las puntas y avanza suavemente hacia las raíces para evitar que sen formen nudos, tirar y romper la hebra.

4. Secado delicado

Tras el lavado, el cabello está en su estado más vulnerable, y el modo en que se seca puede afectar su salud y también la cantidad que se desprende. Optar por secar el pelo al aire es, en muchos casos, la mejor opción. Al evitar el calor directo de los secadores, reduces el riesgo de debilitar las hebras y provocar roturas. Si necesitas usar el secador sí o sí, te recomendamos utilizarlo en la configuración de calor más baja y mantenerlo a una distancia prudencial de la cabeza, para minimizar el daño causado por el calor.

Cuando se trata de secar el cabello con toalla, la suavidad es el camino a seguir. En lugar de frotarlo vigorosamente, lo cual puede causar enredos y roturas, es mejor optar por presionar suavemente o envolver el pelo para absorber el exceso de agua. Elegir toallas de microfibra o incluso una camiseta de algodón puede ser una alternativa más suave que las toallas tradicionales, ya que son más delicadas y ayudan a reducir el frizz.

En definitiva, un enfoque suave, delicado y cuidadoso tanto en el lavado, como en el secado y el peinado del cabello no solo ayuda a mantener la integridad de tus hebras capilares, sino que también es una estrategia efectiva para reducir su caída y conseguir una melena sana y fuerte.

¡ANTES DE QUE SIGAS! Pinchando en este recuadro podrás descargar gratis el PDF de +10 consejos para cuidar tu cabello (problemas de picores, caspa, como saber que tipo de cabello tienes, como cuidarlo en la playa, etc). PINCHA AQUI