Cómo saber qué tipo de pelo tengo

como saber que tipo de pelo tengo

Entender tu propio cabello es el primer paso hacia una rutina capilar efectiva y personalizada. Cada persona tiene un tipo de pelo único, influenciado por varios factores como la textura, la porosidad, y la salud del cuero cabelludo. Conocer sus características específicas no solo te ayudará a elegir los productos y tratamientos más adecuados, sino que también te permitirá abordar tus necesidades capilares de manera más eficiente y satisfactoria.

En este artículo, te ayudaremos a saber que tipo de pelo tienes, considerando desde la textura hasta la tendencia al frizz, para que puedas cuidarlo de la mejor manera posible. Ya sea que tengas rizos rebeldes, ondas suaves, o mechones lisos, entender tu cabello es clave para mantenerlo saludable, fuerte y radiante.

Tipos de textura

La textura del pelo es una de las características más notables y variadas entre las personas. Generalmente, se clasifica en cuatro categorías principales: liso, ondulado, rizado y afro. Cada tipo posee atributos únicos que determinan cómo se comporta y reacciona a diferentes productos y estilos.

¡ANTES DE QUE SIGAS! Pinchando en este recuadro podrás descargar gratis el PDF de +10 consejos para cuidar tu cabello (problemas de picores, caspa, como saber que tipo de cabello tienes, como cuidarlo en la playa, etc). PINCHA AQUI
  • Pelo liso (Tipo 1):

El cabello liso es naturalmente recto y no tiene ondulaciones ni rizos. Tiende a ser muy suave y a reflejar más brillo, pero también puede ser propenso a engrasarse más rápidamente debido a que el sebo del cuero cabelludo se distribuye fácilmente a lo largo de las hebras.

Si tu melena cae sin ninguna curva o ondulación desde la raíz hasta las puntas, tienes el pelo liso.

  • Ondulado (Tipo 2):

Presenta una curva o «S» suave. No es completamente rizado, pero tiene más cuerpo y volumen que el liso. Las ondas pueden variar desde suaves hasta más definidas.

Si tu cabello tiene una forma suave de ‘S’ y se encrespa fácilmente, perteneces al tipo ondulado.

  • Rizado (Tipo 3):

Tiene rizos definidos y es más propenso al frizz. Los rizos pueden ser desde bucles sueltos hasta espirales más apretadas.

Si tu cabello forma bucles o espirales claros sin necesidad de herramientas de estilizado, es rizado.

  • Afro (Tipo 4):

Este tipo es muy rizado o en forma de zigzag y es el más frágil de todos. Posee una gran densidad y puede parecer más corto de lo que es debido a la retracción de los rizos.

Si tienes rizos muy apretados o patrones de zigzag, y tu cabello experimenta una retracción significativa cuando está mojado, tienes cabello afro.

Cada tipo tiene sus propias necesidades y desafíos, desde mantener la hidratación en el cabello rizado hasta evitar que el pelo liso se engrase demasiado rápido. Saber qué tipo tienes te permitirá elegir los productos y técnicas de cuidado y peinado más adecuados para ti.

¡ANTES DE QUE SIGAS! Pinchando en este recuadro podrás descargar gratis el PDF de +10 consejos para cuidar tu cabello (problemas de picores, caspa, como saber que tipo de cabello tienes, como cuidarlo en la playa, etc). PINCHA AQUI

Salud del cuero cabelludo

La salud del cuero cabelludo juega un papel muy importante en la salud general del pelo y no debe pasarse por alto al determinar tu tipo capilar. Un cuero cabelludo saludable es la base para el crecimiento de cabello fuerte y saludable, mientras que un cuero cabelludo problemático puede causar varios problemas capilares.

Problemas como la sequedad, la grasa excesiva o las afecciones dermatológicas pueden afectar la textura, el crecimiento y la calidad general de la melena. Un cuero cabelludo saludable también es esencial para prevenir problemas como la caspa, la caída prematura y el picor.

Tipos de cuero cabelludo:

  1. Seco:
    • Se caracteriza por la falta de humedad y puede sentirse tirante o picar.
    • A menudo presenta problemas como la caspa seca y roturas de hebras.
    • Requiere una hidratación adecuada y productos suaves y nutritivos que no lo resequen aún más, como el Champú Nutritivo sin sulfatos de Dalire.

  1. Normal:
    • Tiene un equilibrio saludable de humedad y producción de sebo.
    • El cabello generalmente se ve saludable, con un brillo natural y es fácil de manejar.
    • Puede ser mantenido con una rutina de cuidado capilar regular y equilibrada.
  2. Graso:
    • Produce un exceso de sebo, lo que puede hacer que el pelo se vea y sienta grasoso rápidamente.
    • Puede estar asociado con problemas como la caspa grasa y el cuero cabelludo con tendencia al acné.
    • Se beneficia de lavados regulares con champús que equilibren la producción de aceite sin resecar ni irritar.

Elegir productos adecuados para tu tipo de cuero cabelludo es fundamental. Por ejemplo, los champús hidratantes son perfectos para el cuero cabelludo seco, mientras que los formulados para controlar la producción excesiva de aceite son mejores para el cuero cabelludo graso.

Además, una dieta equilibrada y una hidratación adecuada también tienen su influencia en la salud del cuero cabelludo. Entender esto y cuidar la salud de tu cuero cabelludo te permitirá abordar cualquier problema subyacente que pueda estar afectando la salud y apariencia de tu melena, asegurando así que tanto tu cuero cabelludo como tu cabello se mantengan en las mejores condiciones posibles.

Densidad

La densidad del cabello se refiere a la cantidad de mechones de pelo por unidad de área en el cuero cabelludo. Esta característica varía significativamente de persona a persona y es esencial para elegir los productos y estilos más adecuados para ti. Entender si tienes el pelo fino, medio o grueso te ayudará a manejarlo y peinarlo mejor.

¿Cómo determinar su densidad? Una manera sencilla de estimarlo es observar cuánto cuero cabelludo se ve cuando el cabello está en su estado natural. Si es difícil de ver, probablemente tienes una densidad alta. Si el cuero cabelludo es muy visible, la densidad es baja. Si solo se ve parcialmente, la densidad es probablemente media.

Otra forma es recoger una pequeña sección de tu cabello en una coleta y medir su circunferencia. Coletas más gruesas indican mayor densidad, mientras que las más finas sugieren menor densidad.

Diferencias entre fino, medio y grueso:

  • Fino: No necesariamente se refiere a la densidad baja, sino más bien al diámetro de cada hebra. El cabello fino es más delicado, puede ser propenso a romperse fácilmente y a menudo carece de volumen.
  • Medio: Este tipo ofrece un equilibrio entre el fino y el grueso. Las hebras tienen un diámetro estándar, no son ni demasiado finas ni demasiado gruesas, y generalmente son bastante manejables.
  • Grueso: Se refiere a hebras de cabello con un diámetro más grande. El pelo grueso tiende a ser más fuerte que el fino, pero también puede ser más rebelde y difícil de estilizar.

Es importante destacar que la densidad del cabello no determina necesariamente su fuerza o debilidad. Un cabello fino puede ser muy fuerte, y uno grueso puede ser frágil. Pero conocer su densidad te permitirá seleccionar los productos más adecuados y los métodos de peinado que mejor se adaptan a tus necesidades específicas, ayudándote a mantener una melena saludable y bonita.

como saber que tipo de pelo tengo
John Sommer de Getty Images Signature/ABuninay de GuhitByBuninay

Grado de frizz y manejabilidad

El frizz y la manejabilidad son aspectos importantes del cabello que afectan tanto su apariencia como la facilidad con la que se puede peinar.

¿Qué es el Frizz?

El frizz o encrespamiento se refiere a esos cabellos rebeldes que se desvían del patrón normal de tu melena, creando una apariencia de desorden o esponjosidad. Es muy común que aparezca en cabellos rizados o dañados, pero puede afectar a cualquier tipo de pelo, especialmente en climas húmedos o cuando las hebras están deshidratadas.

Observa tu cabello después del lavado y en días húmedos. Si notas que muchas hebras se separan y crean una textura esponjosa o desordenada, probablemente tienes un grado alto de frizz. El cabello que mantiene su forma y textura con mínima desviación indica un bajo grado de frizz.

Manejabilidad del cabello

La manejabilidad se refiere a cuán fácil es peinar, estilizar y mantener tu pelo en el estilo y forma que deseas. Factores como la textura, la densidad y su salud general pueden influir en su manejabilidad. El cabello que se enreda fácilmente, es difícil de peinar o requiere mucho tiempo y productos para mantener su estilo puede considerarse menos manejable.

Cómo mejorar el frizz y la manejabilidad

Mantener tu cabello bien hidratado es clave para reducir el encrespamiento. El uso de acondicionadores y mascarillas hidratantes puede ayudar a suavizar la cutícula del cabello y reducir la fricción. Te recomendamos la Mascarilla Nutritiva sin sulfatos de Dalire, que nutre en profundidad sin añadir peso.

Evita el calor excesivo y los tratamientos químicos agresivos, ya que pueden dañar tu pelo y aumentar el frizz.

Para mejorar la manejabilidad, elige productos de peinado que complementen tu tipo capilar y evita aquellos que lo pesen o lo hagan más rebelde.

Porosidad del cabello

La porosidad es un aspecto crucial que a menudo se pasa por alto en el cuidado capilar. Se refiere a la capacidad del cabello para absorber y retener la humedad y los productos. Comprender este factor es vital porque influye en cómo reacciona a los tratamientos de hidratación, los productos para su cuidado y los procesos de estilizado.

¿Qué es la porosidad del cabello? La porosidad está determinada por la disposición de las cutículas en la hebra de cabello. Las cutículas pueden estar apretadas y planas (baja porosidad), ligeramente elevadas (porosidad media) o muy levantadas (alta porosidad). El pelo con baja porosidad no absorbe la humedad fácilmente, pero una vez que la absorbe, la retiene bien. Por otro lado, el que tiene alta porosidad absorbe rápidamente la humedad, pero también la pierde con facilidad.

Cómo evaluar la porosidad del cabello en casa:

Prueba del vaso de agua: Este es un método sencillo y popular para evaluar la porosidad del cabello.

  1. Coge un vaso de agua a temperatura ambiente y una hebra limpia de tu cabello.
  2. Coloca la hebra en el agua. Observa cómo se comporta en los próximos minutos.
  3. Si la hebra se hunde rápidamente, indica alta porosidad. Si permanece flotando cerca de la superficie, sugiere baja porosidad. Si se hunde lentamente y se queda suspendida en el medio, es indicativo de porosidad media.

La porosidad afecta cómo debes hidratar y tratar tu pelo. Por ejemplo, si tienes baja porosidad puede que necesites productos más ligeros y calor para abrir las cutículas, mientras que si tienes una alta porosidad necesitarás productos más ricos y pesados que ayuden a sellar la humedad.

Esta característica también afecta a cómo tu cabello reacciona a los tintes y los tratamientos químicos. El cabello de alta porosidad puede ser más susceptible a daños y puede requerir más cuidado y protección.

Evaluación integral

Una vez que hayas evaluado la textura, la porosidad, la densidad, el frizz y la manejabilidad de tu cabello, así como la salud del cuero cabelludo, es el momento de combinar toda esta información para obtener una comprensión integral de tu tipo de cabello para desarrollar una rutina de cuidado capilar que se ajuste perfectamente a tus necesidades específicas.

Al mirar cada aspecto de tu cabello, considera cómo interactúan entre sí. Por ejemplo, una melena rizada de alta porosidad y baja densidad tendrá diferentes necesidades que una rizado de baja porosidad y alta densidad. Así podrás seleccionar los productos y técnicas de cuidado más adecuados.

Factores adicionales:

  • Genética: La genética juega un papel fundamental en la determinación de las características de tu cabello. Es útil observar las tendencias capilares en tu familia para entender mejor tu propio pelo.
  • Dieta y salud general: Lo que comes y tu salud general afectan directamente la salud de tu cabello. Una dieta rica en nutrientes esenciales puede mejorar la calidad y fortaleza de tus hebras.
  • Ambiente: Factores ambientales como el clima, la contaminación y la exposición al sol también influyen en la salud del pelo. Por ejemplo, en un clima húmedo, podrías necesitar productos específicos para controlar el frizz.

Consejos para el cuidado según el tipo de cabello

Una vez que has determinado cuál es tu tipo de pelo, puedes optimizar tu rutina de cuidado capilar para abordar sus necesidades específicas. A continuación tienes algunas recomendaciones generales para cada tipo:

Liso:

  • Mantén el equilibrio en la limpieza para evitar que se engrase demasiado rápidamente, optando por champús suaves.
  • Utiliza acondicionadores ligeros que no apelmacen.
  • Aplica productos que añadan volumen si tu cabello liso tiende a ser fino y plano.

Ondulado:

  • Hidrátalo regularmente con acondicionadores y mascarillas para definir mejor las ondas y controlar el frizz.
  • Usa productos diseñados para realzar las ondas y evitar el encrespamiento.
  • Evita el uso excesivo de calor y productos de peinado pesados que puedan hacer que las ondas se caigan.

Rizado:

  • Evita cepillar el cabello cuando esté seco. En su lugar, desenreda con los dedos o un peine de dientes anchos cuando esté mojado.
  • Considera técnicas de secado al aire o con difusor para mantener la forma y la integridad de tus rizos.
  • La hidratación es clave para los rizos. Invierte en acondicionadores profundos, cremas y geles para rizos, como nuestro Gel Rizos Dalire para conseguir una mayor definición.

Afro:

  • Prioriza la hidratación y la nutrición. Usa aceites y mantecas para mantener la humedad y proteger el cabello.
  • Adopta técnicas de peinado que minimicen la manipulación y la tensión en el cabello, como estilos protectores.
  • Sé amable al desenredar para evitar la rotura.

Independientemente del tipo de pelo que tengas, evita lavados excesivamente frecuentes que puedan despojar al cabello de sus aceites naturales, reduce el uso de herramientas de calor y tratamientos químicos agresivos, y protégelo de los daños ambientales como el sol, el viento y la contaminación.

¡ANTES DE QUE SIGAS! Pinchando en este recuadro podrás descargar gratis el PDF de +10 consejos para cuidar tu cabello (problemas de picores, caspa, como saber que tipo de cabello tienes, como cuidarlo en la playa, etc). PINCHA AQUI