Cómo lavar y cuidar un pelo teñido y encrespado

Nutrir e hidratar el cabello dañado después del tinte es algo esencial para mantenerlo hermoso, saludable y fuerte a pesar del impacto. También para que podamos mantener el tinte durante más tiempo. Por ello os queremos explicar cómo lavar y cuidar un pelo teñido y encrespado, algo que también suele empeorar tras haber teñido el cabello.

Cómo hidratar un pelo teñido

Si te tiñes el pelo a menudo para lucir distintos colores de cabello a lo largo del año o también si lo tiñes cada dos por tres para tapar las canas, debes ser consciente de que estás sometiendo a tu pelo a un fuerte shock que se traducirá en una clara deshidratación.

El tinte, por muy natural que sea, no deja de ser un tratamiento que debilita profundamente el cabello, alterando sus características químicas, físicas y estructurales normales.

Cuando el tinte de tu cabello es un requisito estético, es importante cuidar aún más tu cabello para mantenerlo sano, brillante y fuerte.

El teñirse el pelo regularmente, de hecho, puede provocar alteraciones similares a la exposición continua al sol y al viento caliente, hasta el punto de volver el cabello seco, poroso, frágil y, en esencia, más débil .

Además, el cuero cabelludo también entra en contacto con los reactivos del tinte, favoreciendo alteraciones o sensibilizaciones en la piel de la cabeza, difíciles de subestimar, sobre todo en las personas más sensibles.

Por ello se vuelve importante saber cómo tratar y manejar el cabello teñido para mantenerlo saludable y poder lucir una melena que brille de belleza con el color que hayas elegido. El primer paso a dar en este sentido será la elección de un champú que te permita poder recuperar la hidratación en tu pelo con cada lavado pero sin que este pierda color. En este sentido, lo mejor es que recurras a champús sin sulfatos. Uno de los mejores es el champú classic sin sulfatos Dalire, pero también el champú sin sulfatos nutritivo Dalire. En ambos casos, nos encontramos con un champú que eliminará la suciedad en el cabello pero a la vez gracias a sus ingredientes naturales permitirá hidratar el cuero cabelludo y el cabello. En particular, estos son los productos que garantizan una limpieza suave, gracias a que están libres de agentes espumantes, libres de parabenos , y como decimos, de sulfatos. Tensioactivos que además propician que el color dure mucho menos.

Champús que nutren el tallo del cabello para restablecer el equilibrio hidrolipídico y también el del cuero cabelludo. Recuerda que la película hidrolipídica que recubre la piel del cuero cabelludo también se distribuye en la superficie del tallo, regulando la hidratación y el brillo de tu cabello. Proteger y nutrir el cabello significa mantener saludable la fina capa hidrolipídica que lo recubre.

Nutre e hidrata tu cabello al menos una vez a la semana

Para mantener el cabello nutrido y bien hidratado, después de haberlo teñido, se recomienda también la aplicación de cremas nutritivas o mascarillas a base de sustancias lipófilas naturales, como el aceite de coco y el abedul. En este sentido os podemos recomendar la crema nutritiva Sin de Dalire, libre de sulfatos, parabenos y siliconas.

Debe aplicarse en puntas y largos al menos una vez a la semana. Puedes hacerlo de forma independiente incluso en casa, solo debes decidir dedicarle un poco de tu tiempo a tu cabello.

Además, también están indicados los aceites capilares secos para aplicar todos los días : permiten nutrir el cabello sin apelmazar y facilitan el peinado. De esta forma, puedes mantener saludable la película hidrolipídica que protege la superficie del tallo y también el cuero cabelludo.

Cómo reducir el encrespamiento

Debido a que el tinte reseca mucho el cabello, es normal que entonces además surja el temido encrespamiento y aunque una de las claves para acabar con él será el uso de productos como los mencionados, existen también algunos remedios caseros que nos pueden servir. Entre los mejores podemos mencionar:

Usar una cola de caballo o una trenza puede ayudar a enmascarar el problema (al menos temporalmente), pero ciertamente no es una solución para deshacerse del frizz, que tiene el cabello dañado en la base. Los remedios para el cabello encrespado se basan, aunque con diferentes enfoques, en una estrategia común: la de restaurar la composición natural y química del cabello, especialmente de sus capas más superficiales.

El primer comportamiento protector, y en cierto modo dado por hecho, es, por tanto, llevar una dieta equilibrada en nutrientes útiles para la estructura del cabello. La ayuda también puede provenir de suplementos con formulaciones específicas, que contengan oligoelementos y vitaminas cruciales para la producción de queratina. Los complementos alimenticios pueden tomarse tanto de forma habitual, como apoyo a la dieta, como en situaciones particulares de estrés fisiológico (como los cambios de estación), en las que aumenta la necesidad de estos elementos.

También existen tratamientos específicos para el cuidado del cabello, como los a base de queratina, que al penetrar en el córtex de la fibra capilar mejoran sus propiedades mecánicas, reparan las fibras dañadas y favorecen la formación de una capa superficial sana, con el fin de prevenir , o al menos disminuir, la difusión de agua desde las fibras capilares hacia el exterior, con la consiguiente deshidratación. Se puede entonces recurrir al uso de mascarillas nutritivas como la de Dalire que, recubriendo el cabello, le confieren una defensa adicional, alisando la cutícula capa y haciendo que el cabello sea más saludable y brillante.

Cómo hacer que el color teñido aguante mejor

Para obtener un color homogéneo y, sobre todo, duradero, en primer lugar debes utilizar un producto de calidad. Así que, ¡cuidado con esos tintes baratos y, sobre todo, de mala calidad que a la larga solo pueden dañar el cabello! Pero pasemos a los consejos más prácticos una vez después de teñir el cabello.

Evita los productos agresivos

Además de tener que fijarse en el tipo de producto que se elige para realizar el tinte, también son importantes los productos a utilizar después del tratamiento. Los champús o mascarillas demasiado agresivos, tenderían a eliminar el color antes de lo esperado. De modo que elige aquellos que estén libres de sulfatos ya que estos pueden hacer que el tinte nos dure menos. Los de Dalire serán sin duda una buena opción.

No te laves mucho el pelo

Con cada lavado, el tinte para el cabello tiende a escurrirse. Es por eso que debemos evitar lavarnos el cabello con demasiada frecuencia y tratar de recurrir a métodos para mantener el cabello limpio por más tiempo. Lo ideal es lavarlo entonces dos veces a la semana.

No al agua hirviendo

Usar agua caliente no es bueno para el cuero cabelludo: para mantener un tono brillante y duradero, ¡intentamos lavar el cabello con agua tibia! Durante el verano, en cambio, podemos intentar lavarnos el pelo directamente con agua fría. De hecho, el agua fría conserva mejor el color del tinte además de ser un panacea para todo el cuerpo.

Evita el cloro

El cloro es el enemigo del cabello y podría ser una de las razones por las que el color tiene poca duración. Obviamente, en caso de que la piscina sea imposible de evitar, tratemos de cuidar el cabello con los productos adecuados tanto antes como después del baño!

Protector solar para el cabello

Si bien no debes excederte con los productos de peinado, nunca debemos olvidar aplicar el spray o una loción especialmente diseñada para proteger el cabello del sol como el protector solar keratina de Dalire. De esta forma evitamos que el color se aclare antes de lo debido. De hecho, el sol tiende a desvanecer el color y deslucir el trabajo realizado por profesionales (o por ti mismo) en tu cabello . Y no solo eso, con el cabello teñido, de hecho, existe el riesgo de que el sol “arranque” pigmentos extraños e indeseados del color que podrían arruinar el resultado tan deseado.