fbpx

Cómo saber si mi cabello es seco o graso

¿Cómo saber si mi cabello es seco o graso? Puede que saber cual es el estado o tipo de tu cabello no te parezca algo trascendental a priori, pero lo cierto es que sí que lo es. En función de si tienes un pelo seco o un pelo más graso, o que produce una mayor cantidad de sebo, sabrás elegir mejor los productos adecuados para ese pelo, tanto a la hora de lavarlo como a la hora de cuidarlo y procurar que esté siempre hidratado.

Como saber si mi cabello es seco o graso

A la hora de elegir el champú para lavarte el pelo, es necesario que compres aquel que sea el más apropiado para tu tipo de cabello, pero no solo en función de si este es liso o rizado, o de si tienes el pelo teñido, sino que es mucho más importante que valores si tu pelo es seco, de modo que tiende a deshidratarse con facilidad, o es graso y con ello notas que parece que siempre está algo más sucio e incluso has acabado teniendo problemas como el hecho de sufrir de caspa. Tener un pelo u otro no es solo cuestión de genética, sino que por ejemplo, el uso de productos demasiado agresivos, como suelen ser los champús con sulfatos, pueden acabar dañando la película hidrolipídica que protege el cuero cabelludo, además de ayudar a mantener la hidratación del pelo. Si esa barrera falla o se rompe, es normal que el cabello sufra las consecuencias y con ello que se note seco y quebradizo, o todo lo contrario, que nuestro cuero cabelludo comience a trabajar para generar más sebo, hasta hacer que el pelo esté graso. Por suerte, tanto para el cabello seco como para el cabello graso , existen champús específicos que ayudarán a reparar  y proteger el pelo. A esto se le suman otros productos, tal y como es el caso de la crema nutritiva para el cabello, de modo que para que sepas elegir el mejor producto para tu pelo, nada conocer bien las características del pelo seco así como las características del pelo graso y de este modo que sepas identificar cuál es el tuyo.

Características del pelo seco

El cabello seco es un cabello que carece de nutrición e hidratación también. Por esta razón, este tipo de cabello no produce la cantidad de sebo necesaria para cubrir nuestra fibra capilar. El sebo es un lípido que protege la estructura interna del cuero cabelludo, al mismo tiempo que es una barrera que evita que el agua contenida en el cabello se evapore. En la mayoría de los casos, el cabello seco se obtiene por herencia genética, aunque otros factores entre los que ya hemos mencionado, el uso de productos para el pelo demasiado “agresivos” o la falta de un buen mantenimiento también pueden resecarlo. Enumeremos entonces las causas principales para un pelo seco:

  • Genética: podemos tener el cabello seco por naturaleza si nuestro cuerpo tiene una secreción sebácea baja.
  • Ataques “externos”: el champú demasiado agresivo, la coloración repetitiva y el uso regular de planchas alisadoras pueden alterar el equilibrio de la producción de sebo.
  • Una mala alimentación: todo lo que entre en nuestro cuerpo también influirá en nuestro cabello. La mala nutrición también es una de las causas del cabello seco.

No nos olvidamos de las características para saber identificar este tipo de pelo. Son las siguientes:

  • No contiene sebo, por lo tanto no es un pelo que se vea graso.
  • Tiene las puntas abiertas
  • Se rompe fácilmente debido al viento y al sol.
  • Se vuelve eléctrico fácilmente.

En definitiva, el cabello seco necesita mucha nutrición, pero también necesita hidratación, por lo que tendremos que aplicar cuidados intensivos. Comienza cortando las puntas quebradizas e incluso será bueno que cortes el pelo de vez en cuando. Además, la elección de los productos también es fundamental, porque determina el futuro de tu cabello. Para no cometer errores, prefiere siempre los productos naturales. Por ejemplo, puedes tratar el pelo con un poco de aceite como el aceite de ricino o el de almendra dulce. Este tipo de tratamiento se puede utilizar como nutrición para el cabello. Aún así, debe tener cuidado de no poner demasiado con regularidad para no engrasar el cabello. El ritmo ideal sería una vez cada dos semanas si tu cabello se seca demasiado. En cuanto al champú, elige uno suave con productos naturales, tal y como puede ser el champú sin sulfatos nutritivo de Dalire.

Características del pelo graso

En cuanto al pelo graso, es causado por las glándulas sebáceas que secretan sebo. El sebo es una sustancia grasa. Para reconocer si tienes el cabello graso o no es sencillo, solo tienes que mirar si tu cabello es pesado, si se ve más o menos “grasoso” y si tienes un cuero cabelludo que brilla.

La causa principal de tener el cabello graso se corresponde a un problema genético, pero el estrés, la contaminación, un desequilibrio en los alimentos, así como el uso de champús con sulfatos y de ciertos productos para el cabello aumentan la producción de sebo. Por otro lado, si te lavas el cabello en exceso, tu cuero cabelludo producirá más sebo, lo que lo hará grasoso.

Junto a las características mencionadas para el cabello graso tenemos que mencionar además estas otras:

  • El pelo se mantiene limpio menos tiempo
  • El pelo se ve sucio
  • El pelo se suelta con facilidad cuando lo recogemos en una coleta, como si se resbalara
  • En muchos casos se acaba sufriendo además de caspa

Para poder tratar este tipo de cabello, será bastante importante cepillar el cabello al menos una vez al día, para eliminar el sebo que se asienta en la parte inferior del cabello, pero sobre todo no frotes la raíz con tu cepillo. Además, no cepilles tu cabello con un peine, nada peor para desencadenar el sebo. Por otro lado, será bueno usar un champú adecuado tal y como es el champú sin sulfatos de Dalire. Evita además lavarte el pelo todos los días, sino que bastará con hacerlo un par de veces por semana, y aplicar siempre una crema nutritiva para mantener la hidratación del pelo y regular la producción de sebo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *