Cada cuántos días hay que lavarse el pelo

¿Cada cuántos días hay que lavarse el pelo? Esta es una pregunta que muchas personas se hacen ya que algunas recomiendan que el pelo debe limpiarse a diario siempre, mientras que otras aconsejan todo lo contrario de modo que finalmente nos hacemos un lío. Sin embargo, para no equivocarnos debemos tener en cuenta varios factores como por ejemplo, el tipo de cabello que tenemos o también la longitud de este.

A partir de ahí más o menos podremos saber qué frecuencia de lavado necesitas, así que vamos a explicarte todo con detalle de manera que sepas exactamente el tiempo que debe pasar entre lavado y lavado y si como también se dice, lavar el pelo a diario puede ser ventajoso o todo lo contrario.

 

Cada cuánto tiempo hay que lavarse el pelo

¿Con qué frecuencia debes lavarte el cabello? ¿hay una respuesta definitiva con respecto a la frecuencia de lavado? Por lo general, las necesidades de cada uno de nosotros difieren según el tipo de cabello. Por ejemplo, generalmente las personas con cabello fino y lacio sienten la necesidad de lavarlo todos los días, mientras que las que tienen el cabello encrespado pueden esperar cómodamente una semana completa antes de volver a lavarlo con champú.

Nuestros hábitos deportivos y alimenticios afectan mucho el estado de nuestro cabello, ya que para quienes van al gimnasio con frecuencia o para quienes llevan una dieta baja en aminoácidos y vitaminas, el cabello tiende a ensuciarse más rápidamente.

No existe una regla real sobre la frecuencia ideal para lavar el cabello, pero debemos encontrar el equilibrio que mejor se adapte a nuestras necesidades. Primero, disipemos el mito de que lavarlos todos los días hace que se caigan: ¡ningún lavado puede causar pérdida de cabello! Cuando nos encontramos unos mechones en la ducha, la causa no es el champú: ese pelo ya estaba suelto o a punto de caerse.

En la década de 1950, las mujeres solo se lavaban el cabello una vez a la semana cuando iban a la peluquería. Hoy en día, la tendencia ha evolucionado considerablemente, y más si tenemos en cuenta lo que recomiendan los expertos.

La frecuencia de lavado: consejo de expertos

¿Con qué frecuencia realmente necesitas lavarte el cabello? Los expertos dicen que el número ideal es dos veces por semana . Este es obviamente un consejo general y no una regla fija.

Cuando nos lavamos el pelo con demasiada frecuencia eliminamos la suciedad, pero también el sebo natural que nuestro cuero cabelludo necesita para protegerse de las agresiones externas. De esta forma, nuestro cuero cabelludo tiende a producir más sebo para compensar la pérdida y el cabello se engrasa más rápido. Por lo tanto, podemos decir que cuanto menos te laves el cabello, menos necesitarás lavarlo con champú.

Al principio, será difícil reducir el número de lavados por semana, porque nuestro cuero cabelludo seguirá estando acostumbrado a los lavados frecuentes. Los expertos aconsejan tener paciencia, eso sí, porque el pelo se irá acostumbrando con el tiempo y la producción de sebo se reducirá considerablemente.

Qué pasa si me lavo el pelo cada 8 días

Ahora ya sabemos que lo mejor es lavarse el pelo dos veces por semana y más si lo tenemos muy fino o también muy graso, pero cuidado, porque si tienes el cabello demasiado seco quizás mejor que reduzcas el lavado a una vez por semana e incluso se dice que es mejor que lo laves cada 8 días, pero ¿qué puede pasar si hago esto?

Tenemos que volver a hablar del cuero cabelludo y también como no, de las glándulas sebáceas que existen en casi todas las áreas de nuestra piel. De este modo, las glándulas sebáceas también están presentes en el cuero cabellud y cubren el cabello de forma natural pero el cuero cabelludo de cada persona lleva ritmo diferente. Eso significa que no lavar puede mejorar el cabello de una persona mientras que para otra persona será todo lo contrario.

De este modo si tienes el cabello muy seco, es posible que al evitar lavados o de hecho, lavarte el pelo cada 8 días puedas regular el sebo de tu cuero cabelludo hasta el punto que reduzcas ese aspecto seco. Piensa que lavar con mucha frecuencia hace que los aceites naturales del cuero cabelludo vayan desapareciendo y con ello que el pelo se vea cada vez más reseco y encrespado. Lavarlo con varios días de diferencia permitirá que los aceites vuelvan a estar presentes y te permitirá lucir un pelo más brillante, suave y recuperado. Todo lo contrario al cabello graso, ya que harás que el cuero cabelludo siga segregando sebo y con ello que tu pelo se vea cada vez peor, lo ideal en este caso será lavarlo cada 2 o 3 días como mucho.

Qué pasa si me lavo el pelo todos los días

En el caso de que laves el pelo a diario, tendrá que ver si lo haces porque te gusta o porque realmente lo necesitas. Imagina que entrenas a diario y que sudas mucho, es normal que quieras lavarte el pelo todos los días, o también que tu trabajo ensucie siempre tu pelo. En este caso quizás la solución no sea tanto lavar el pelo día sí y día también sino seguir lavando el pelo una o dos veces por semana, y combinarlo además con un lavado de champú en seco.

¿Por qué? Pues porque el lavado diario afecta a lo antes mencionado: las glándulas sebáceas y los aceites naturales de nuestro cuero cabelludo que tenderá a reducirse al máximo y con ello que nuestro pelo se vea cada vez peor: más seco y encrespado.

Ventajas y desventajas de lavarse el pelo todos los días

La principal ventaja que tiene lavarse el pelo todos los días es que siempre estará limpio, pero no significa que esté sano. Un pelo reseco y encrespado e incluso “muerto” puede estar limpio, pero no significa que sea algo bueno, sino todo lo contrario. Por otro lado, en el caso de tener un pelo muy fino y además llevarlo corto puede que entonces sí que veas que el pelo se ve mejor tras lavarlo pero siempre es mejor no abusar y que laves entonces el pelo cada dos días.

Por otro lado, entre las desventajas de los lavados diarios no sólo está lo de perder aceites naturales, sino también el hecho de tener que someter el cabello al calor del secador y de las herramientas de peinado. Esto hace que el cabello se seque, se vuelva quebradizo y opaco, ya que el calor daña las cutículas, que son la capa exterior que protege el cabello de los agentes externos.

Suscribete a nuestra newsletter para recibir nuestros contenidos regularmente.

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Dalire Cosmetics will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.